¿Aún no te has dado cuenta de que conquistar el corazón de tus clientes da mejor resultado que posicionarte en su cerebro?

Estoy convencida de que si estás aquí no te cuento nada nuevo si te digo que el reto de cualquier marca, ya sea grande o pequeña, ya no consiste (o al menos ya no debería) en generar transacciones puntuales sino en construir y mantener relaciones a largo plazo con su público. Y por eso cada vez veo más necesario implementar el inbond marketing dentro de nuestro plan de marketing.

Esta metodología marketing tiene como objetivo principal atraer a las personas que se encuentran al principio del proceso de compra de un determinado producto o servicio y acompañarlas hasta la compra final. Y se basa en la atracción natural de las personas hacia tu negocio, sin presionarlo, sin interrumpirlo de forma agresiva. No trata de venderles nada directamente sino que les brinda la oportunidad de adquirir algo en el momento oportuno.

¿Cómo funciona el inbound marketing?

 

Pues como ya te habrás imaginado no es arte de magia, sino el resultado de un buen plan de marketing, que combina diferentes técnicas como el marketing de contenidos, el posicionamiento o SEO, el marketing en redes sociales, la publicidad en buscadores, la analítica web, el email marketing y automatización del marketing, entre otros.

Podemos decir que el inbound marketing a venido para actualizar el clásico concepto de AIDA que terminaba con la venta final. Ha venido para ayudar a las marcas a constuir esa relación duradera con sus clientes y usuarios.

También atiende a 4 fases:

 

  1. Atracción–>A través de distintas técnicas de marketing y la publicidad, como el marketing de contenidos, las redes sociales, el SEO o los eventos, debemos atraer y dirigir al usuario hacia nuestra página web con información útil para conocer y entender su necesidad.  
  2. Conversión–>Esta fase cconvertiremos las visitas que recibe nuestra web, en registros  que se van incorporando a nuestra base de datos. Para ello, ofreceremos al usuario contenidos relevantes y personalizados que podrá descargar a cambio de rellenar un formulario con sus datos.
  3. Educación–>Tras haber convertido, los usuarios reciben información útil según cada una de las fases de su proceso de compra. Y es ahí dónde necesitaremos poner en marcha la automatización del marketing.
  4. Cierre–> Conseguir clientes finales, mantener a los clientes satisfechos, ofrecerles información que pueda resultarles útil o cuidar de aquellos registros que, pese a que no llegaron a ser clientes, siguen todas las novedades de nuestra marca y, por lo tanto, pueden convertirse en valiosos prescriptores en Internet.

¿La venta es el único beneficio?

 

La respuesta no puede ser más negativa. Ya que con un coste muy inferior al marketing tradicional con el inbound marketing vamos otros beneficios como son:
  • El aumento del tráfico cualificado hacia nuestra web. Es decir, aumentaremos nuestra visibilidad.
  • Nos ayuda a aumentar de la tasa de conversión de tráfico a leads. O lo que es lo mismo: generar una base de datos propia que crece mes a mes. Y a la que podremos ofrecerle nuevos productos, les haremos llegar nuestras ofertas y promociones y toda la información que pueda hacerles seguir comprando nuestros servicios en más de una ocasión.
  • Mejorar nuestra imagen de marca. Sin duda una buena razón en sí misma para poner en práctica esta metodología. Ya que nos da la oportunidad de mantener una conversación de tú a tú y de ir colándonos en su corazoncito poco a poco.

¿O es que aún no te has dado cuenta de que conquistar el corazón de tus clientes da mejores resultados que posicionarte en su cerebro?

Descubre cómo tener más tiempo para tu negocio

Eres un buen profesional pero, ¿has visto que pierdes mucho tiempo en tareas tediosas y en las que no te encuentras cómodo?

× ¿Cómo puedo ayudarte?